El cine se suma a imprimir en 3D

by Elgmefer - 2nd of March 2014

El cine se suma a imprimir en 3D

Con más de 30 años de experiencia en la fabricación de elementos para cine, FBFX ha decidido incluir entre los modelos de impresoras que componen sus medios de producción, la Stratasys object 30 que ha sido la encargada de confeccionar el casco espacial utilizado por la actriz Noomi Rapace en la película Prometheus.
FBFX asegura que cada vez son más las productoras de cine que apuestan y demandan la impresión 3D de trajes, armaduras, accesorios y otros objetos que van a ser utilizados en los rodajes, así como el diseño de productos y la configuración de archivos que puedan ser destinados a la impresión 3D en algún momento. Es por ello que esta empresa británica ha decidido ir con lo que marcan los tiempos y ha invertido en maquinaria de impresión 3D, de digitalización y de diseño de software.

Ahora aseguran que la labor de producción de estos objetos utilizados en el cine, es más rápida y flexible ya que basta con tomar los datos o digitalizar lo que se quiere y, durante la ejecución y con anterioridad a la impresión 3D del objeto final, los clientes pueden añadir detalles o hacer cambios si lo consideran necesario.

La compañía FBFX considera que apostar por invertir en métodos de producción basados en tecnología de impresión 3D puede marcarles la diferencia en el sector con respecto a la competencia por lo que además de incluir estos medios, FBFX asegura la rapidez de los resultados para el cliente.

Durante el diseño del casco espacial de la actriz Noomi Rapace, fueron necesarias la creación de geometrías complejas que aseguraran el ajuste del mismo en el traje. Mientras que mediante la utilización de técnicas convencionales, la fabricación habría tardado semanas, FBFX modeló el citado objeto en cuestión de horas.

El proceso de producción llevado a cabo consistió en la creación de un archivo CAD 3D y una vez obtenido el mismo la impresora 3D Objet30 se encargó no sólo de la impresión del mismo sino también la de los apliques que lo ajustaban. Este trabajo, según informa FBFX habría sido externalizado en caso de no contar con la citada impresora 3D lo cual habría obligado a la compañía a incurrir en costes y tiempo que en este caso fueron considerablemente reducidos.

Share Button


Fuente